¿Cansado de oír a tus vecinos? ¿Hechas de menos la intimidad y aislarte de los ruidos del exterior?

¿Cansado de oír a tus vecinos? ¿Hechas de menos la intimidad? ¡Aíslate de los ruidos del exterior!

Por desgracia los pisos de Granada cuentan con una mala insonorización, especialmente los edificios de muchas viviendas. Esto es debido a que más del 80% de estas viviendas no cuentan con un aislamiento adecuado. A pesar de ello el ruido es un problema que está lejos de solucionarse, pero se pueden tomar medidas para paliar sus efectos hasta un 70%. Esta serie de medidas pasan por optar en cambios que sumen confort y tranquilidad a tu hogar, como por ejemplo invertir en ventanas con doble acristalamiento, optar por pinturas reductoras de ruido e incluso falsos techos, entre otros.

Los problemas de la contaminación acústica no solo son una molestia, sino que va más allá. Y es que no somos conscientes que, a partir de un determinado nivel, los sonidos afectan a nuestro bienestar y nuestra calidad de vida, conllevando a falta de concentración, insomnio, intranquilidad e incluso a nuestro humor. Porque atendiendo a los informes emitidos por la Organización Mundial de la Salud, una exposición constante al ruido puede tener efectos nocivos por el aumento de la irritabilidad, el estrés o las alteraciones en nuestro día a día.

Reforma integral para aislar tu hogar del ruido | Puntos clave

Para enfrentarse a este problema de manera directa lo primero y más fundamental es conocer por donde entran estos ruidos a nuestro hogar. Los primeros aspectos a los que <<atacar>> a la hora de mitigar los ruidos son los techos, suelos y paredes, ya que el sonido se transmite a través de las ondas, por lo que no solo acceden por rendijas o espacios abiertos.

Paredes

Ante esto la mejor solución es apostar por añadir materiales que actúen como barrera, llamados “fonoabsorbentes” como por ejemplo paneles que se fijan en las paredes para luego cubrirlos de yeso y dejarlos ocultos. Estos materiales además de absorber el ruido actúan como aislantes térmicos, reduciendo considerablemente la perdida de temperatura, aportando un confort térmico y reduciendo el gasto energético de la vivienda.

Ventanas

Resulta que a no ser que vivías en una zona aislada o muy tranquila, el ruido procedente del exterior es una verdadera molestia. El tráfico, obras y el continuo ir y devenir de los habitantes de la ciudad supone un auténtico quebradero de cabeza. En este sentido, la zona principal de recepción de ruidos del exterior son la fachada y sus ventanas. Unas ventanas de calidad y de doble acristalamiento con vidrio de 6mm de espesor conseguirá que tu hogar se quede al margen de ruidos. Aunque, en casos excepcionales desde Bonapeti también solemos recomendar optar por ventanas con cámara de aire, específicamente gas argón. Este sistema novedoso es ideal si te encuentras rodeado de ruidos y malestares generalizados.

.

Techos

Falsos techos con perfiles ocultos, la mejor inversión que podrás hacer para reducir el ruido del piso superior. Estos techos de paneles fonoabsorbentes son capaces de reducirte el ruido entre 20 y 50 decibelios. Una reducción que notaras en el confort de tu hogar sin abandonar la estética.

Puertas

Son incluso uno de los puntos mas controvertidos a la hora de una reforma y de reducir ruidos en tu hogar. En Bonapeti te sugerimos puertas con juntas isofónicas en el marco e incluso rellenas de material aislante. Aunque, si este tipo de puertas se escapan de tu presupuesto, las puertas de hoja maciza son las más comunes.

Aíslate de los ruidos del exterior

Invierte en confort y tranquilidad para tu hogar.

No cabe duda que afrontar una reforma integral del hogar no es tarea fácil, pero si cuentas con un equipo profesional y multidisciplinar que se encargue de ello verás como tu proyecto cobra vida de la mejor manera. En Bonapeti nos hacemos cargo de la reforma integral de tu hogar y de tu negocio, desde el proyecto inicial hasta el último toque de decoración. Ahora más que nunca aíslate de los ruidos del exterior. ¿A qué esperas?

Deja una respuesta